¿Hay peligro de intoxicación por monóxido de carbono con una estufa de pellets?

Contenido

Las estufas de pellets queman pellets de madera para producir calor. Como resultado de este proceso de combustión evidentemente existen una serie de subproductos derivados del mismo, entre los que se encuentra el CO o monóxido de Carbono, entre otros.

¿Qué es el Monóxido de carbono?

El Monóxido de Carbono, o CO, es producto de una combustión incompleta motivada por la mala mezcla del combustible con el aire y de la disociación del CO2 a altas temperaturas como las producidas durante la combustión.

Es tóxico, y en cantidades importantes se fija en los glóbulos rojos impidiendo la absorción del oxígeno pudiendo así producir la muerte.

 

¿Las estufas de pellets producen Monóxido de carbono?

La madera es uno de los combustibles que liberan monóxido de carbono cuando se quema, lo que significa que las estufas de pellets tienen el potencial de producir monóxido de carbono .

Las estufas de pellets pueden producir monóxido de carbono en pequeñas cantidades cuando queman pellets de madera. Este monóxido de carbono es expulsado al exterior por el conducto de expulsión de gases o chimenea. Conducto que hay que revisar siempre durante la puesta en marcha y anualmente según las instrucciones de mantenimiento.

 

¿De que depende la cantidad de Monóxido de carbono que produce una estufa de pellets?

El monóxido de carbono se puede producir en mayores cantidades dependiendo de algunos factores que detallamos a continuación y que nosotros mismos podremos corregir:

 

La calidad de los Pellets

Utiliza pellets de madera de buena calidad, con bajo contenido de cenizas y humedad. De esta manera, la combustión será mucho más eficiente y efectiva, y con emisiones mínimas, incluido el monóxido de carbono.

 

Combustión

Combustión con defecto de aire. Combustiones con menor cantidad de aire aportado, debido a esto, los pellets no se queman correctamente.

Este es un tipo de reacción típicamente de combustión incompleta, con la consiguiente aparición de inquemados en los gases o humos y pérdidas de eficiencia.

Un síntoma de mala combustión es observar el aspecto del cristal de su estufa de pellets a lo largo de la jornada. Si se pone muy oscuro, es motivo de una mala combustión y debería revisarlo.

La estufa de pellets es un aparato eléctrico completamente automatizado que controla tanto el suministro de aire como el de combustible para obtener la mejor proporción de combustible/aire aportado para producir una combustión más limpia y obtener la máxima producción de calor con las mínimas emisiones.

Cualquier cantidad de monóxido de carbono producido por una estufa de pellets se elimina de forma segura a través del conducto de evacuación de gases o chimenea que se requiere como parte de la instalación de cualquier estufa de pellet.

 

 

¿Puedo intoxicarme con monóxido de carbono de una estufa de pellets?

Existe un riesgo muy bajo de intoxicación por monóxido de carbono de las estufas de pellets, pero como ocurre con todos los aparatos de calefacción domésticos que queman combustibles sólidos, nunca hay riesgo cero.

Es muy importante realizar las operaciones de mantenimiento aconsejadas por el fabricante de la estufa de pellets. Para ello, consulte el manual de instalación y mantenimiento de su estufa de pellets.

Muy importante: Revise siempre que no haya fugas de aire en su estufa.

Ante cualquier duda consulte con su Servicio Técnico Oficial

 

Aunque como ya hemos dicho, hay muy pocas posibilidades de intoxicación por CO en una estufa de pellets, siempre y cuando esté bien instalada y mantenida, nunca está de más tomar otras medidas a mayores como puede ser la instalación, muy sencilla, de un detector de CO en la estancia donde está ubicada la estufa.

 

X-Sense Alarma Combinada de Humo fotoeléctrica y Monóxido de Carbono con batería de 10 años de Vida útil, SC01, 1 Unidad
Equipado con sensores fotoeléctricos y electroquímico de CO que funcionan independiente de uno a otro. Se le notifica instantáneamente cuando detecta humo peligroso o concentración de CO.

 

Conclusiones:

Como ves, es difícil la intoxicación por CO en una estufa de pellets bien instalada y mantenida, por lo tanto, siempre es importante asegurarse de que:

  • La estufa de pellets esté siempre limpia según las instrucciones del fabricante.
  • La estufa de pellets sea instalada por un profesional con un conducto de evacuación de humos adecuado, y revisado periódicamente.
  • La estufa de pellets sea revisada, por lo menos una vez al año, por un profesional cualificado de acuerdo con las recomendaciones del fabricante de la estufa.
  • Los pellets utilizados sean de alta calidad para conseguir una buena y más eficiente combustión posible para reducir las emisiones, como el monóxido de carbono.
  • Vigilar regularmente la combustión. Una pista la puede dar el cristal de la estufa si se oscurece mucho.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos nos aseguraremos de no correr riesgo por inquemados como el CO.