13 errores a evitar con tu parrilla de pellets

Contenido

Cada día son más populares en España las barbacoas o parrillas de pellets, algo casi imprescindible en cada hogar norteamericano desde hace muchos años. En Europa, y mas en concreto en España, todavía somos novatos en este tipo de aparatos para asar o ahumar, por lo que vamos a ver una serie de errores que todos los principiantes con este tipo de parrillas suelen cometer.

 

13 Errores que cometemos con nuestra parrilla de pellets y que debemos evitar.

Seguramente algunos ya los conoces, y otros los vas a conocer ahora, por eso échale un vistazo a este listado de errores, que cometemos muchos de los que utilizamos una parrilla de pellets, y sobre todo los que todavía somo novatos en el uso de estos magníficos aparatos.

 

1.- No hacerle el sazonado o primera quema de pellets antes del primer uso.

El proceso de sazonado de la parrilla de pellets se debe realizar para quemar los aceites residuales tóxicos y no tóxicos de la fase de fabricación de la barbacoa. También ayuda a crear superficies antiadherentes, además de evitar la oxidación.

 

2.- No dejar que la parrilla se precaliente lo suficiente

Cuando utilizas una parrilla o barbacoa de carbón, normalmente esperas a que se hagan las brasas, no pones la carne de inmediato en la parrilla. Una parrilla de pellets esto es lo mismo, tienes que dejar que la temperatura se estabilice, tienes que esperar 20-30 minutos a que alcance la temperatura óptima, si haces eso te garantizo que obtendrás mejores resultados.

 

3.- No mantener limpia la sonda de temperatura

Esta sonda es la que ayuda a regular la temperatura de la parrilla. Si la mantienes limpia conseguirás una temperatura más uniforme en la parrilla. Con ella sucia puede indicarte que está a 280 ºC y realmente estar a mucho menos o incluso más, lo que repercutirá claramente en la calidad del asado.

Con un estropajo normal o de lana de de acero puedes limpiarlo perfectamente. Necesitas hacer esto cada vez entre tus cocciones para asegurarte de que que la lectura que envía el termostato es correcta

 

4.- No mantener limpia la cámara de combustión.

La quema de pellets de madera produce cenizas tanto en el quemador como en la cámara de combustión. Retira la pancha o deflector de calor y las rejillas para acceder a la cámara de combustión y al quemador, y así limpiar correctamente tu parrilla de pellets.

Lo ideal es utilizar un aspirador para eliminar toda la ceniza acumulada durante la combustión.

 

Aspirador de ceniza para estufas y Barbacoas de pellets
Incorpora un filtro HEPA y prefiltro intercambiables y lavables. Con tubo flexible de metal con revestimiento. Potencia: 1000 W y capacidad del bidón: 18 litros..

 

 

5.- No limpiar los canales de goteo de grasa

Asegúrate de limpiar la pista de goteo de la grasa. Lograrás prevenir incendios debidos a la grasa acumulada.

 

6.- No utilizar pellets de buena calidad.

Los pellets son su fuente de combustible, pero en este tipo de parrillas también son su fuente de sabor, son muy importante para el resultado de su producto, así que no estropees el asado por culpa de utilizar unos pellets de mala calidad.

Hay un muchas marcas diferentes por ahí y todas ellas usan diferentes mezclas de madera, algunos de ellos están usando algunos aceites y hay grandes diferencias en la calidad del humo que hacen y por lo tanto en el sabor del asado.

 

7.- No almacenar bien los pellets

Almacena siempre los pellets en recipientes o bolsas herméticas. Nunca dejes una bolsa de pellets abierta, ya que lo más probables es que coja humedad y después tengas problemas de alimentación o quemado de los pellets

 

8.- No arrancar la parrilla con la tapa levantada

No seguir las recomendación del fabricante de empezar con la tapa levantada justo cuando el sinfín y el encendedor se pone en marcha los pellets entran en el quemador. Todos los fabricantes te dicen que debes arrancar con la tapa abierta, y tan pronto como notes que ya ha prendido, la cierras cierras.

 

9.- Cocinar por tiempo y no por temperatura

Otro gran error es cocinar guiándote por el tiempo de asado y no por la temperatura de la carne. Cada pieza de carne se cocina de manera diferente, hay diferentes diferentes espesores,  tamaños pesos, cantidad de grasa dentro de la carne, etc. Todo se cocina de forma diferente, aprende a cocinar a la temperatura adecuada.

Si tienes una parrilla de pellets probablemente tengas al menos una o dos sondas de temperatura, si no hazte con ellas. Úsalas, están ahí por una razón. Aprende las temperaturas de tus recetas favoritas.  La temperatura es importante y cuanto más se aprende sobre la temperatura y cómo mirar la comida, mejor será el resultado final.

Existen modelos inalámbricos para que puedas estar dentro de la casa o donde sea y ver la temperatura interna de la carne que estas cocinando

 

ThermoPro TP25 Termómetro Barbacoa Inalámbrico Bluetooth con 150m de Largo Alcance Termómetro de Cocina Digital con 4 Sondas para Parrilla Horno Ahumador Barbacoa Carne Carne Termómetro
Tecnología Bluetooth 5.0 Avanzada con Alcance de Hasta 150 m. 4 Sondas Recubiertas de Color. Gráfico de seguimiento de temperatura: El termómetro de carne Bluetooth registra la temperatura de la sonda en la aplicación en tiempo real, lo que muestra su proceso de cocción de forma informativa

 

10.- Preocuparse por las variaciones de temperatura

Todas las parrillas o barbacoas de pellets tienen oscilaciones de temperatura. la mayoría de ellas tienen entre 10 y un 30 grados de variación, y es normal. No vas a notar la diferencia en la carne, deja de centrarte en ello, te estás obsesionado sin ninguna razón, sólo estás perdiendo el tiempo, céntrate en aprender las temperaturas y te garantizo que que el swing no va a importar, vas a va a salir un gran producto.

 

11.- Querer conseguir la temperatura exacta

Es un gran error perseguir una temperatura exacta. Algunos, cuando ven oscilaciones en la temperatura comienzan a mover los diales de temperatura para tratar de conseguir la temperatura deseada.

La mayoría de las nuevas parrillas de pellets en el mercado incorporan controles PID  y están monitoreando la temperatura. Cada uno lo hace de manera diferente. a menos que tengas una parrilla de pellets más antigua donde el control e por tiempo. indícale una temperatura en el dial y déjala actuar por su propio control.

 

12.- No vigilar la tolva de los pellets

Normalmente, al principio, cuando está llena, todo fluye con normalidad hacia el sinfín sin problema alguno, pero a medida que se van consumiendo pueden atascarse obturando la alimentación de la parrilla.

Lo que sucede es que a veces los pellets se asientan de una forma incorrecta y se crea un pequeño vacío debajo,  de tal forma que cuando el controlador encienda el sinfín para alimentar con más pellets no puede debido a ese atasco.

Revise de vez en cuando la tolva con los pellets y agítelos si fuese necesario.

 

13.- No darse cuenta que la rejilla o parrilla superior es más fría que las inferiores

Ya sabes cómo funcionan este tipo de parrillas, hay una cámara de combustión, una placa difusora de calor, luego tenemos un ventilador que está moviendo que el calor alrededor como un horno de convección. las rejillas más alejadas de la placa difusora de calor, evidentemente estarán mas frescas que las inferiores. Esta es una de las principales razones por la que es necesario aprender a cocinar a base de temperatura.

Los alimentos que se asen en las parrillas inferiores al tener más calor estarán asados en menos tiempo que los de la parte superior.

 

 

Cada parrilla de pellets puede tener alguna diferencia, pero en general, estos consejos se pueden adaptar a todos los modelos y marcas de parrillas o barbacoas de pellets del mercado