La combustión en una estufa de pellets

Contenido

La combustión es una reacción química de oxidación, mediante la cual se produce la quema de cualquier sustancia, en este caso los pellets, y en la cual generalmente se desprende una gran cantidad de energía en forma de calor y luz, manifestándose visualmente en la estufa de pellets en forma de fuego.

En toda combustión hay:

  • Combustible, que es el material que arde. En las estufas de pellets son los pellets.
  • Comburente, que es el material que hace arder. El Oxígeno.
  • Temperatura a la cual el pellet y el oxígeno inician la reacción de combustión para. Resistencia eléctrica.

¿Cómo debe ser la combustión en una estufa de pellets?

En una estufa de pellets se debe conseguir una cantidad adecuada y proporcional entre combustible y comburente (pellets y aire) para conseguir una correcta combustión.

A continuación veremos que casos, en referencia a la combustión, puedes encontrarte en tu estufa de pellets:

Cómo saber si mi estufa de pellets está quemando bien.

En referencia a la combustión en tu estufa de pellets, puedes encontrarte con los siguientes tipos de combustión, y deberías conseguir que tu estufa queme siempre con combustión completa.

Combustión con exceso de aire:

 

 

Combustión incompleta en una estufa de pellets

 

Con la intención de asegurar la oxidación completa del combustible comúnmente se aporta mayor cantidad de aire que la teóricamente necesaria

 

  • La llama con demasiado aire provoca la salida del pellet incandescente por el brasero.
  • La llama presenta una forma en pico como un soplete, reduciendo su tamaño de forma progresiva y de un color amarillo intenso.
  • Normalmente la llama se apagará sola, sin la interacción en el panel de control, lo que activará una alarma de seguridad (apagado de llama) trascurrido un tiempo determinado.
  • El quemador estará completamente vacío de pellet una vez este el aparato en off.

Se deberá ajustar aire,  reduciendo la cantidad aportada. Si esto no fuese suficiente se aumentará la cantidad aportada de pellets.

 

Combustión con defecto de aire.

 

 

Combustión con defecto de aire en una estufa de pellets

 

 

Las  ombustiónes con defecto de aire son combustiones con menor cantidad de aire que el estequiométrico. Combustión con la consiguiente aparición de inquemados en los gases o humos y pérdidas de eficiencia.

 

  • Una llama con defecto de aire provoca un exceso de pellet no quemado en el brasero.
  • La llama presenta una forma y color como en una estufa de leña, una gran llama sin forma definida y color naranja/negro.
  • Generalmente la llama tardara más tiempo en apagarse y de ello dependerá de la cantidad de pellets que tenga el brasero.
  • En este caso se recomienda apagar inmediatamente la estufa.
  • Una vez apagada, observarás que el quemador estará completamente lleno de pellet sin quemar.
  • Produce mayor cantidad de CO.

Se deberá ajustar aire aumentando la cantidad aportada. Si esto no fuese suficiente se debe disminuir la cantidad aportada de pellets.

 

Combustión completa:

 

Combustión completa en una estufa de pellets

 

 

Esta es la combustión correcta para una estufa de pellets.

  • Llama viva con mínima cantidad de pellet en el brasero.
  • La llama presenta una forma uniforme y un color amarillo/blanco.

Combustión optima, no necesita ajuste alguno. 

En la práctica se ha demostrado que lo ideal es trabajar con un ligero exceso, haciendo las proporciones de inquemados y las pérdidas por chimenea mínimas y optimizando la eficiencia del proceso.

 

Otros factores a tener en cuenta en cuanto a la combustión en una estufa de pellets.

El mantenimiento de la estufa.

Una estufa con mantenimiento óptimo ayudará también a una correcta combustión.

Ejemplo. Un mal funcionamiento del ventilador de aportación de aire provocará una mala combustión

Los pellets

Pellets diferentes pueden cambiar la apariencia de la llama y por ende la combustión de la misma. Niveles de humedad y composición de pellets pueden provocar variaciones en la llama.

 

Conclusiones.

Como has visto, te puedes encontrar con estos tres tipos de combustión en tu estufa de pellets, y deberás ajustarla siempre para conseguir una combustión completa.

  • Si tienes una combustión con exceso de aire o incompleta, ajusta el aire para disminuir la aportación del mismo, o aumenta la cantidad de pellets a quemar.
  • Si la combustión es con defecto de aire, deberás realizar el proceso contrario, aumenta la aportación de aire a la cámara de combustión, o disminuye la cantidad de pellets a quemar.

Busca en el manual de usuario de tu estufa de pellets y deberías poder ajustarlo tu mismo, en el caso de que no puedas deberías llamar al Servicio Técnico de la marca para que le haga una revisión a la estufa, especialmente a la combustión.

Recuerda que una mala combustión, además de que puede ser peligroso, siempre va a ensuciar más la estufa, lo que te repercutirá en mayores tareas de mantenimiento y también menor eficiencia de la estufa.

El rendimiento y la combustión de tu estufa se verá también afectado por el tipo y la calidad del pellet de madera utilizados, de manera que podrá afectar a la producción de calor que emita la estufa al ambiente.