La importancia del tiro en el correcto funcionamiento de una estufa de pellets

Contenido

No solo en las estufas de pellets, si no que en cualquier estufa o caldera una correcta instalación del sistema de evacuación de humos, y en consecuencia un buen tiro, es importantísimo para el buen funcionamiento y rendimiento del aparato.

Como ya hemos comentado, la mayoría de las averías en las estufa de pellets, son debidas a una incorrecta instalación del conducto de evacuación de humos, y por lo tanto de un tiro incorrecto.

¿Qué es el tiro de una chimenea?

El tiro en una chimenea es una depresión que se origina en la base de la misma, como consecuencia de la diferencia de presiones creadas por los gases contenidos en ella, es decir, los gases resultado de la combustión de los pellets, y la columna de aire exterior.

El tiro del conducto de humos debe ser lo suficiente para vencer todas las resistencias del circuito de humos, de tal manera que los humos producidos en la estufa de pellets, durante la combustión, sean aspirados y expulsados a la atmósfera mediante el conducto de evacuación.

Se debe asegurar un tiro de entre 10 y 12 Pascales para una estufa de pellets.

Factores que influyen en el tiro de una chimenea

Varios factores meteorológicos influyen en el funcionamiento del conducto de humos, tales como lluvia, niebla, nieve, altitud, pero el más importante es, sin lugar a dudas, el viento, que tiene la capacidad de provocar, no sólo depresión térmica, sino también depresión dinámica.

 

Influencia del viento en el tiro de la chimenea
Influencia del viento en el tiro de la chimenea

 

  • El viento: la acción del viento varía según se trate de viento ascendente, horizontal o descendente.
    • Un viento ascendente siempre tiene como efecto aumentar la depresión y, por lo tanto, favorecer y aumentar el tiro.
    • Un viento horizontal aumenta la depresión, siempre y cuando la instalación del remate de la chimenea sea haya realizado correctamente.
    • Un viento descendente siempre tiene como efecto disminuir la depresión y a veces la invierte. De ahí la importancia del sombrerete o remate de la chimenea.

Además de los factores meteorológicos comentados, también va a influir:

  • La altura de la chimenea: el tiro aumenta a medida que se incrementa la altura de la chimenea, que a su vez, también está relacionado con la sección de la misma. A mayor altura de chimenea se necesita menor sección de chimenea.
  • Temperatura de los humos: a mayor temperatura de humos, mayor es también el tiro. Motivo por el que se recomiendan los conductos aislados.
  • La forma del conducto:
    • Las secciones circulares crean menor pérdida de carga.
    • Los tramos rectos favorecen el tiro, las curvas y codos influyen negativamente.
  • El material: Los conductos con interiores lisos (metálicos, tipo acero inox), tienen una ventaja frente a otro tipo de materiales (chimeneas de obra, prefabricados de hormigón etc.) ya que tienen un menor rozamiento, y con ello una menor pérdida de carga y por lo tanto un mejor tiro.
  • Los obstáculos: todo obstáculo cercano a la salida de la chimenea, como pueden ser árboles, muros, otros tejados o edificios cercanos, etc. También pueden afectar negativamente.
  • El sombrerete: un sombrerete inadecuado, o la inexistencia del mismo, puede tener una incidencia muy negativa en el tiro de la chimenea.

 

Exceso de tiro en la chimenea de la estufa de pellets

El exceso de tiro provoca un sobrecalentamiento de la combustión y, por lo tanto, la pérdida de eficacia de la estufa.

Parte de los gases de combustión, junto con pequeñas partículas de combustible, son evacuados al exterior por el conducto de humos antes de ser quemados. Ello disminuye la eficacia de la estufa, aumenta el consumo de pellets y provoca la emisión de humos contaminantes.

Simultáneamente, la alta temperatura del combustible, debida al exceso de oxígeno, desgasta la cámara de combustión antes de tiempo.

 

Defecto de tiro en la chimenea de la estufa de pellets

Por el contrario, el tiro insuficiente disminuye la combustión, enfría la estufa, produce revocos de humo en el ambiente que disminuyen la eficacia de la estufa, y provoca incrustaciones peligrosas en el conducto de humos.

La suciedad en la chimenea produce un defecto de tiro, por ello se recomienda deshollinar una vez al año

 

Conclusiones:

Como puedes ver, la correcta instalación del conducto de salida de gases de la combustión de la estufa de pellets, y en consecuencia un buen tiro para la estufa, es vital para el buen funcionamiento y por lo tanto la vida útil de la misma.

La mayoría de las veces, por ahorrar en costes de instalación del conducto de evacuación, se instala de manera incorrecta. Esto, al final repercute económicamente en mayores averías, además del peligro que conlleva.