Niños y mascotas en casa. Cosas a tener en cuenta con la estufa de pellets.

Contenido

Una estufa de pellets bien instalada y bien mantenida, por supuesto, no es para nada un aparato peligroso en casa.

Cualquiera puede tener miedo a tener una especie de caldera en el salón de su casa, pero son aparatos que, como ya hemos dicho, bien instalados y mantenidos no hay que tenerles miedo.

De todas formas si hay que tener una serie de precauciones al tener niños y mascotas que puedan estar jugando alrededor de la estufa de pellets mientras está en funcionamiento. Veamos algunas de ellas.

Aspectos a tener en cuenta con las estufas de pellets y los niños y mascotas.

Todos sabemos que los niños, al igual que las mascotas son impredecibles, y por mucho que les digamos, siempre hay que estar pendiente de ellos por lo que pueda pasar.

Con respecto a las estufas de pellets, lo único y más importante que tenemos que tener en cuenta es el calor que desprende la estufa.

Protección ante quemaduras accidentales

Al haber un proceso de combustión de los pellets en el interior de la estufa, en la cámara de combustión se produce mucho calor, y la puerta y el cristal de la estufa alcanzan temperaturas muy altas.

Debido a esto, hay que tener precaución para que no se acerquen o toquen estos elementos. Para ello existen unos accesorios, que son los protectores para estufas de pellets que protegen esta zona de la estufa, evitando en gran medida que pueda haber quemaduras accidentales por contacto.

Protección ante intoxicaciones

Con una estufa de pellets, insistimos bien instalada y mantenida, no habrá problemas de intoxicaciones debido al CO u otros gases debidos a la combustión de los pellets, ya que estos en su totalidad son expulsados al exterior de la vivienda.

En este aspecto, con toda tranquilidad tanto los niños como las mascotas pueden estar seguros jugando en una estancia donde haya una estufa de pellets encendida.

Pelo de las mascotas.

Si bien es cierto, al haber mascotas en la vivienda, algunas pueden desprender pelo, y dependiendo del tipo de estufa instalada, éste puede introducirse en las rejillas de aspiración de aire, por eso hay que prestar especial atención en el mantenimiento a la hora de limpiar estas rejillas.

Conclusiones:

Como puedes ver, una estufa de pellets en buenas condiciones es totalmente segura para niños y mascotas, tomando una serie de precauciones muy fáciles de adoptar como puede ser el añadido de un protector de estufas de pellets y prestando especial atención a la limpieza del posible pelo de las mascotas.