Cómo equilibrar los radiadores del circuito de calefacción

Contenido

Son muchas las personas que después de instalar una hidroestufa de pellets, y conectarla a su instalación existente de radiadores observan que aun teniendo todas las llaves de radiador abiertas, algunos radiadores están calientes y otros no lo están.

Esto es debido a que existe un desequilibrio en el circuito de calefacción.

 

Desequilibrio en el circuito de calefacción

De una forma simple, cuando una bomba impulsa agua a un circuito de calefacción, este agua irá hacia el circuito de retorno por el camino más fácil que tenga o en otras palabras, que le ofrezca menos resistencia. Debido a esto, en muchas instalaciones que no están equilibradas, el agua solamente circula por los primeros radiadores (los más cercanos a la caldera), o incluso, dependiendo de la apertura de los detentores de los radiadores, por algunos sí y por otros no o muy poco, por ese motivo observamos unos radiadores muy calientes y otros más templados o incluso fríos.

 

Esquema de instalación de calefacción sin equilibrar
Esquema de instalación de calefacción sin equilibrar

 

¿Cómo equilibrar un circuito de calefacción?

Veamos cómo podemos equilibrar manualmente de una manera sencilla una instalación de calefacción de radiadores de un hogar tipo, y digo manualmente porque existen reguladores de caudal automáticos que abren y cierran las válvulas en función de la pérdida de carga del circuito en cada momento, pero eso suele montarse en grandes instalaciones que necesitan sistemas más precisos.

El radiador

El objetivo del radiador es la trasmisión del calor del agua que circula su interior al ambiente del local donde está instalado. La trasferencia de este calor la hace por sistema de convección.

El radiador es el aparato emisor de calefacción más utilizado en nuestro país

Dicho esto, la parte del emisor o radiador, debería estar compuesta por el propio radiador, una llave de radiador, que puede ser termostática o no, donde puedes ajustar la entrada de agua caliente y de alguna manera la temperatura del mismo, un purgador y otra llave importante para el equilibrio, el detentor

 

Componentes del radiador
Componentes del radiador

 

¿Qué es un detentor?

En pocas palabras, el detentor es el dispositivo que se utiliza para equilibrado de la instalación.

Básicamente es una válvula regulable que está situada en uno de los extremos inferiores del radiador, y su misión es regular el caudal de agua en la salida, así como el tiempo que ésta permanece dentro del radiador.

El detentor cumple fundamentalmente dos funciones:

  • La principal es ajustar el caudal de agua que circula en cada radiador. De esta forma se puede equilibrar la instalación en función de cada habitación, manteniendo así un grado de confort adecuado en cada estancia sin que le afecte la distancia que haya hasta el generador de calor, en nuestro caso la hidroestufa o caldera de pellets
  • La otra función, y no menos importante, es que permite cerrar la salida de agua del radiador, en caso de tener que realizar un mantenimiento, sustitución o reparación del radiador. Nos permite retirarlo o sustituirlo sin tener que vaciar la instalación hidráulica.

 

 

Imagen del detentor de un Radiador
Imagen del detentor de un Radiador

 

Equilibrar el circuito de calefacción

Materiales necesarios:

  • Destornillador punta plana.
  • Juego de llaves Allen (algunos detentores utilizan Allen)
  • Una llave inglesa

 

Supongamos una instalación de calefacción con dos circuitos A y B con 4 y 3 radiadores respectivamente

En el circuito más largo hay 4 radiadores, por lo tanto se divide el recorrido del detentor en 4 partes, suponiendo que el recorrido total de la apertura del detentor es una vuelta completa:

  • Posición 1: ¼ de vuelta.
  • Posición 2: ½ vuelta.
  • Posición 3: ¾ de vuelta
  • Posición 4: Abierto Completamente

 

 

Funcionamiento del detentor
Funcionamiento del detentor

 

 

Lo primero que hay que hacer es abrir completamente todas las llaves y detentores del radiador.

 

 

Circuito de radiadores con todas las llaves y detentores abiertos
Circuito de radiadores con todas las llaves y detentores abiertos

 

Comprueba antes de comenzar con el equilibrado que no hay aire en los radiadores. Una manera de detectar si existe aire en el radiador es comprobar el ruido. Un radiador con ruido de agua es un radiador con aire. Púrgalos en caso que sea necesario.

Una vez purgados los radiadores, comprueba la presión de la instalación, que esté alrededor de 1Bar, con eso es suficiente. Si está baja, abre el llenado de la instalación para ajustarla.

 

Recomendación: Si al intentar abrir o cerrar un detentor, un purgador o cualquier elemento, notas que está muy duro, no lo fuerces. Podrías romperlo, con la consecuente avería y pérdida de agua o inundación por ese radiador. En este caso antes de forzar es mejor avisar a un fontanero.

 

Una vez ya está purgada la instalación, al encender la calefacción, observarás que los radiadores más cercamos a la hidroestufa de pellets son los que más calientan, estando más fríos conforme están más alejados del generador de calor.

Para corregir esto, lo que hay que hacer es ajustar los detentores de la siguiente manera; más cerrados cuanto más cerca esté el radiador de la hidroestufa y más abiertos cuanto más alejados se encuentran, dejando el último elemento de la red completamente abierto. De esta manera se va “dirigiendo” el fluido caloportador (agua caliente) hacia todos los radiadores.

 

Circuito de radiadores equilibrado
Circuito de radiadores equilibrado

 

Esta operación requiere su tiempo y tendrás que hacer varios ajustes en los detentores hasta encontrar la posición ideal de los mismos. Lo importante es entender la idea de ir manejando los caudales en los distintos radiadores para ir “favoreciendo” a los más alejados.

 

Conclusión:

Como puedes ver equilibrar manualmente una instalación de radiadores no es una operación muy complicada y la puedes realizar perfectamente tú mismo sin problema, aunque sí que te llevará su tiempo, ya que los cambios, al ajustar los detentores, no son inmediatos, y probablemente con el paso de los días debas ir retocando el detentor para encontrar el ajuste ideal.

Los materiales necesarios para poder hacerlo son algunas herramientas de las que casi todo el mundo tiene en la caja de herramientas de casa, como un destornillador de cabeza plana, un juego de llaves Allen y una llave inglesa.

Recuerda que en caso de duda no fuerces los componentes. Llama a un fontanero para que te los revise

 

 

Preguntas frecuentes:

 

No tengo detentores en los radiadores. ¿Puedo equilibrar solo con las llaves?

Puedes intentar ajustar los caudales y equilibrar con las llaves del radiador, pero en cuanto toques alguna ya vuelve a estar todo desajustado.

No consigo calentar el último radiador de la línea. ¿Qué puedo hacer?

Cierra todos los radiadores menos ese último.

  • Si se calienta intenta ajustar mejor los detentores, abriendo muy poco los primeros, deberías poder hacerlo.
  • Si no calienta puede ser debido a varios motivos. Un problema en el final de línea o en el propio radiador (Llave o detentor no abre), o incluso que la bomba no sea capaz de vencer la pérdida de carga que existe hasta ese radiador. Comprueba si la bomba tiene varias velocidades y pruébala a la máxima velocidad.

 

Mis radiador calienta pero no consigo calentar la habitación. ¿A que puede ser debido?

prueba a subir un poco la temperatura del agua de los radiadores. En el caso de que todavía no lo consigas, cabe la posibilidad de que el radiador esté mal calculado y no ofrezca la potencia necesaria para calentar la estancia. Contacta con un profesional para que te revise la instalación.